¡Estoy «enredado» en una relación de Pareja!

Encontrarnos «enredados» emocionalmente en una relación de pareja nos hace sentir impotentes, desgastados y perdidos en la montaña rusa emocional que supone.

Si quieres saber cuál es la salida, ve directamente al apartado «¿Hay salida?» que encontrarás más abajo.

¿Por qué nos quedamos enredados en la relación?

Nos quedamos enganchados emocionalmente en la relación porque nos esforzamos en que la persona con la que estamos cambie y así lograr satisfacer el hambre de amor que llevamos en nuestro interior.

Podríamos decir, que quienes nos sentimos enredados en las relaciones somos adictos al amor.

Un adicto al amor, es una persona que se encuentra compulsivamente centrado en la otra parte de la relación. Nos centramos en cuidar, salvar o “mejorar” al que hemos escogido como pareja.

Por eso, aparentemente, escogemos parejas que son independientes y seguras de si mismas, pero que en el interior son muy necesitadas, ya sea porque tienen algún problema emocional, con adicciones o cualquier otra circunstancia.

Es adicción a que la pareja cambie y así poder sentirnos ¡Por fin! Felices y tranquilos.

Es adictivo, porque siempre está la promesa implícita de que algún día conseguiremos ser felices y sentirnos en paz.

Nos quedamos enredados con el otro, esforzándonos y esperando. Creo que estas dos palabras, definen bastante bien la sensación de enganche emocional en la relación. Es una eterna espera y lucha para conseguir que nos amen como nosotros queremos que lo hagan.

¿Qué es lo que nos lleva a ser adictos al amor?

Nos convertimos en adultos hambrientos de amor cuando llevamos en nuestro interior una carencia de amor infantil. Seguimos buscando desde nuestro ser emocional recibir de la pareja la carencia que sentimos. Este vacío, se pudo crear por dos motivos principalmente:

. Bien porque nos sentimos dejados solos emocionalmente y/o físicamente por ambos progenitores o por uno de ellos.

. Bien porque nuestros progenitores se relacionaban con nosotros satisfaciendo sus propias necesidades insatisfechas en lugar de darnos a nosotros eso que necesitábamos de ellos.

En ambos casos se genera la herida de abandono y un desconocimiento de cómo ser íntimos con el otro.

Ya de adultos sentimos que nos falta algo muy importante en nuestro interior que tratamos de llenar mediante nuestras relaciones de pareja e iniciamos relaciones codependientes, de enredo y toxicidad.

Nuestro medidor de la felicidad depende de lo que la otra persona hace o deja de hacer.

Mientras la otra persona hace lo que queremos y necesitamos para que nos sintamos bien, entonces estamos felices y estimulados. Pero ¿Qué sucede cuando deja de hacer lo que necesitamos?

Que esa felicidad se desvanece y se convierte en impotencia, rabia y frustración.

La felicidad y la paz, es un trabajo interior. Se cultiva en nuestro interior, nunca llega de fuera.

Poner esta responsabilidad sobre los hombros de otra persona, es meterse en el callejón sin salida de la adicción y la codependencia emocional. Significa atar nuestra felicidad y estado emocional a otra persona que está completamente fuera de nuestro control. Ato mi felicidad y estado emocional a algo que no me es propio.

Nuestra paz y serenidad están unidas a algo que está fuera de nuestro poder como son los pensamientos, los sentimientos y los actos de otra persona, así como las consecuencias que se derivan de ellos.

Estamos permitiendo a otra persona que determine como nos sentimos.

La pareja se convierte en la  fuente de la que bebemos para tratar de llenar el vacío que sentimos en nuestro interior procedente de nuestras carencias afectivas del pasado.

¿Hay salida?

Si hay salida y no necesariamente supone terminar con la relación que mantenemos, hay veces que con trabajar nuestra parte ayuda a que la relación deje de ser una montaña rusa emocional.

No podemos cambiar a otra persona pero si podemos dejar de jugar nuestra parte del juego.

En una relación de pareja siempre hay una parte que es nuestra y siempre es en ella en la que necesitamos poner nuestra atención si queremos que la relación funcione.

Pensar que el otro es el culpable, el malo, el tóxico y que nosotros somos inocentes nos lleva a no poder descubrir cómo estamos nosotros colaborando en el juego doloroso y dramático de la relación.

Hay veces que la solución puede pasar por romper la relación, otras muchas por hacer ajustes en nuestros propios patrones. Sea como sea, la solución núnca llega queriendo resolver el problema del otro sino resolviendo el mío propio.

> Sí, Quiero comenzar ya a Superar el Enganche emocional y la Toxicidad que vivo en pareja.

¿Qué debemos trabajar en nosotros mismos?

Sigamos con la relación que mantenemos o no, necesitamos trabajar nuestros patrones tóxicos para no volver a repetir lo mismo una y otra vez.

Es imposible que haya «juego emocional» si nosotros no jugamos nuestra parte.

Si te encuentras en una relación adictiva, tóxica o de enredo, es preferible que comprendas que tu problema no es la relación de pareja, sino la relación que mantienes contigo mismo, por ello si en estos momentos no tienes respuestas a tu relación de pareja y no entiendes nada de lo que sucede, no sigas esforzándote en resolver el enredo de pareja sino que necesitas devolverte la atención a ti mismo para poder encontrarte y a partir de ahí sentir con mayor claridad.

> Sí, definitivamente Quiero comenzar ya a Superar el Enganche emocional y la Toxicidad que vivo en pareja.

¿Cuáles son los patrones dolorosos que nos enredan en la relación?

1- La búsqueda de intensidad emocional para sentir que nos quieren aunque sea de manera dolorosa.

2- Ser controladores.

3- Idealizar a la pareja, teniendo expectaivas inhumanas que ninguna persona podría darnos.

4-Negación de nosotros mismos. No saber qué sentimos, pensamos y necesitamos. Solemos confundirnos con la pareja y sabemos muy bien lo que ella espera, quiere y necesita de nosotros.

5- El victimismo. Creer que nosotros somos «buenos» y la pareja es «mala».

6- La Obsesión. Ocupamos nuestra mente en fantasear, elucubrar y tramar estrategias para enganchar a la pareja y que no nos abandone.

7- El Sacrificio y la Complacencia.  Nos perdemos a nosotros mismos en la relación lo que genera un resentimiento inevitable.

8- Centrarnos en cuidar, salvar y mejorar aquello que no nos corresponde. Atamos nuestro estado emocional a lo que hace o deja de hacer la persona con la que estamos enredados.

¿Quieres iniciar el cambio?

Mi nombre es Gabriela Fernández y estoy especializada en ayudar a las personas a superar relaciones donde hay enganche emocional, principalmente porque yo he pasado por ello y he tenido que trabajar en mi todos mis programas dolorosos para poder relacionarme de una manera sana y plena.

Si quieres que te acompañe, puedes acceder a mi curso online «Superando el Enredo Emocional» donde te muestro el paso a paso para que superes la toxicidad y el dolor que vives en tus relaciones.

Con mi amor y cariño,

Gabriela

¿Quieres compartirme lo que estás viviendo en pareja? ¡Déjame tu comentario aquí abajo y te contestaré! Me encantará leerte.

Gabriela Fernández Jover

Gabriela Fernández, Coach Experta en Relaciones de Pareja.

Te ayudo a resolver de raíz los conflictos, bloqueos e impedimentos que vives en tus relaciones de pareja.

Descubre ahora lo que te hace sufrir en el amor y cómo superarlo de raíz

9 comentarios en “¡Estoy «enredado» en una relación de Pareja!”

  1. Rosa de la Cruz Flores

    Hola soy Rosa y lo que yo estoy viviendo con mi pareja es una monotonía muy estresante en la cual yo me cansé de buscarlo a el como pareja lo admiro pero he dejado de amarlo y en la cual yo decidí separarme de él pero el no quiere dejarme sigue viviendo en mi casa pero ya no hay nada entre nosotros solo somos cordiales por nuestros hijos pero se me hace injusto vivir así …

    1. Hola Rosa,

      Entiendo que no es una situación fácil. Cuando hay una separación, es necesario
      que haya una separación también real y efectiva entre vosotros. Si lo vives como injusto,
      necesitas permitirte separarte. Tus hijos estarán bien, si tú estás bien. Un abrazo

  2. Hola, mi nombre es Laura, mis relaciones que he tenido han sido un poco asi la última que tuve me volví una codependiente de el hasta la fecha mis felicidad de depende de él, he buscado , formas para tranquilizar mi ancieda , pienso que estoy mejor que al principio, ya son casi 2 años que nos separamos , tenemos un hijo y es pequeño y nos vemos, pero el tiene una nueva pareja, de hecho se fue con ella , cuando terminamos, eso me afectó mucho, yo le pedí que no pusiera fotos con ella porque a mí afecta, pero como ya pasó tiempo ahora sí pone la foto el problema es que es por WhatsApp y por la comunicación de nuestro hijo pues veo esas cosas , sinceramente ver esas cosas me ponen mal, cada vez hace cosas como si yo ya no existiera el abiertamente y su familia ya toman el tema como si nada, la verdad trato de lidiar con esto, pero a veces me sobrepasa esto… Siento que le di todo mi poder de mi, y ahora depende mi estado de ánimo , todo que yo quería con él y lo perdí, e tratado de volver empezar, pero si veo esas fotos donde muestra su amor a flor de piel me hace decaer y estar desde el comienzo con la tristeza y sentirme mal, me hace pensar que no fui suficiente o la verdad no le deseo el mal, aveces pienso que siempre lo voy amar, aunque no como pareja tal vez , si no , por ser humano que es o al menos eso es lo que quiero que sea, para no sentir que muero de amor, por alguien que me olvidó en dos segundos

    1. Hola Laura,

      Entiendo muy bien lo que me dices, una separación es muy dolorosa y supone una pérdida muy grande. Pero, del mismo modo es una bonita oportunidad para comenzar a ocuparte de ti misma, sanar heridas y abrirte a las nuevas oportunidades que la vida teien preparadas para ti aunque ahora quizás no lo sepas. Recuerda que no estás sola, que somos muchos resonando contigo y renaciendo de los dolores del corazón. Un fuerte abrazo preciosa.

      1. Hola Gabriela!
        Solo quería comentarte que me sentía muy mal, emocionalmente herida y perdida. Buscando respuestas en internet encontré tu blog y tus videos hace apenas una semana. Ya he visto varios de tus videos y tengo que agradecerte porque con tu ayuda he despejado muchos nubarrones de mi cabeza. Hoy amanecí ligera y hasta sonriente. Gracias!!

  3. CAMILA FRANCISCA SÁNCHEZ LAZO

    Mi ultima relacion fue digamos que tormentosa al final… al principio estuve idealizando la relacion.. era muy romantica y apasionada… despues me empece a dar cuenta de que queria algo que mi pareja no me estaba dando pero no sabia que. Teniamos discusiones de que yo no le contaba las cosas y yo pensaba que el tampoco me preguntaba nada… en realidad para mi era todo muy confuso y no queria pasar por el dolor.. fui a una terapeuta y me di cuenta de que nuestras relaciones sexuales no eran como yo queria o esperaba.. supongo que a ambos nos pasaba… ademas sentia miedo a que me abandonara y eso lo reflejaba en el. Me costaba mucho tener una sexualidad como esperaba porque no nos estabamos comunicando bien. Afortunadamente me di cuenta de que el futuro es hoy y que nunca pasaria lo que yo esperaba. Decidi terminar, ponerme a estudiar y sanarme. Ahora me da un poco de temor volver a pasar por lo mismo.. sin embargo se que lo mejor que puedo hacer es afrontar mis miedos y amarme e insistir en mi sanacion. He leido tus publicaciones y me han hecho todo el sentido. Gracias! 😸😹

  4. Hola soy Lucia yo estoy en pareja hace 5 años y con el somos muy incompatible pensamos distinto y nos gustan cosas distintas opinamos distintos y siempre estubimos discutiendo por todo además que somos muy celosos los dos yo un poco más . . Muchas veces nos separamos y seguimos volviendo yo quiero separarme pero no puedo cuando me voy siento un dolor en el pecho y vuelvo xq no puedo estar sin el no sé si lo mejor sería separarnos y cambiar los dos.. tenemos distintas personalidades una vez consulte con una vidente y me dijo que estábamos predestinados a estar juntos durante un tiempo quizás sea x eso que no logramos separarnos. Quisiera tu consejo gracias 😘

  5. Tengo 45 años al igual que mi pareja, yo soy separado hace 5 años, nunca me case, ella es separada, aun no se divorcia, llevamos 1 años de relación, pero los últimos 3 meses ha cambiado, ella se ha tornado fría, algo distante, se lo he mencionado constantemente, hace 2 meses me confesó que por la pandemia, ha tenido que recibir de nuevo a su ex por la situación económica, ya casi no nos vemos,me pone de pretexto su trabajo, ya van dos veces, que me dice que sale a un hora y no es verdad, en esas 2 ocasiones la he visto salir con compañeros del trabajo, y en dos ocasiones me ha dicho que va su hijo por ella al trabajo y el que va es su ex, que como se en esas ocasiones he ido por ella sin avisarle, temo perderla porque le amo, pero no se que hacer

  6. Hola Gabriela mi nombre es Alicia y tengo cinco años en una relación en la que yo estoy enamorada y él no. He seguido por tanto tiempo porque cuando nos vemos en persona me gusta mucho como me siento con él y me siento correspondida. Pero cuando nos despedimos todo cambia lo siento lejos, ya no me escribe ni habla yo soy la que busca el contacto con él, eso me hace pensar que quizás no esta separado, él dice que no pero sus acciones dicen lo contrario, cuando le digo mis dudas niega estar con alguien más y se molesta conmigo porque dice que no confío en él. La verdad es que cuando digo lo que pienso me siento bien por expresar mis inconformidades pero después me siento mal porque me deja de hablar y pienso que yo soy la que causa los problemas porque él no me dice nada y yo si. La verdad es que no confío porque casi no lo veo y su poco interés en buscarme me hace pensar que esta con alguien más. He terminado con él muchas veces pero después me siento culpable y lo busco nuevamente, siento que no puedo manejar esta situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.